División de Recursos Humanos

previous arrow
next arrow
Slider
 

La importancia de la Higiene postural en el espacio de trabajo

En la Universidad del Valle sabemos que las actividades laborales ocupan gran parte del tiempo de cada trabajador en la semana; los momentos que se pasan en la oficina son largos y muchas veces acarrean problemas si no se tiene en cuenta el uso de hábitos saludables. En nuestra misión de generar espacios cada día más saludables y confortables para el trabajador, traemos a colación uno de los hábitos más importantes del trabajo de oficina: la higiene postural.

La higiene postural es un conjunto de normas y comportamientos que tiene como finalidad mantener la correcta posición del cuerpo ya sea en estado de quietud (sentado, parado o acostado) o en movimiento y así evitar posibles lesiones, malformaciones físicas, e incluso dolores psicosomáticos. Mantener una buena higiene postural debe ser parte del día a día en el puesto de trabajo ya que al menos más de un 65% de trabajadores han sufrido de lumbalgias, dolor en cuello, afectaciones en los hombros y principalmente dolores de cabeza o migrañas.

Para mejorar estas circunstancias se pueden adoptar diferentes tácticas que generen en el trabajador hábitos a la hora de sentarse, pararse, antes y durante las horas laborales. Por parte de los empleadores también debe de haber medidas que mejoren la calidad de los escenarios de trabajo como lo son las jornadas de aprendizaje, chequeos periódicos de higiene postural y cambio de muebles en los espacios laborales.

La Asociación Colombiana de Medicina Interna recomienda algunos tips para mantener una correcta postura en el trabajo que, combinados con una alimentación sana y ejercicio regular ayudaran a disminuir los riesgos de dolores y lesiones:

•La altura de la silla debe permitirle apoyar los pies y mantener las rodillas a nivel de la cadera, en ángulo de 90 grados, el respaldo de la silla debe mantener las curvaturas normales de la columna 

•Siéntese apoyando la columna firmemente contra el respaldo (puede utilizar un cojín en la parte inferior de la espalda). Mantenga la espalda erguida con talones y puntas de los pies siempre apoyados en el piso.

•La silla debe estar cerca al escritorio para evitar inclinarse hacia adelante y no encorvarse. Evite sentarse en el borde de la silla que lo obliguen a inclinarse o llevar el peso del cuerpo hacia un lado.

•Si los pies no llegan al piso, coloque un descansa pies para apoyarlos.

•Evite asientos blandos o aquellos que no tengan respaldo.

•Si su trabajo le exige permanecer sentado, cada 50 minutos levántese, camine, estírese y relajarse durante 5 minutos, mantenerse mucho tiempo en la misma posición bien sea estando de pie, sentado o acostado, afecta la columna

•Mantenga los brazos y codos apoyados.

•Si se encuentra frente al computador, este debe estar frente a sus ojos a unos 45 cm de distancia y debe poder orientar o inclinar la pantalla. No olvidar que el teclado debe estar al mismo nivel de sus codos.

Estas practicas no solo mejoraran el bienestar de los trabajadores, sino que beneficiaran también al grupo de trabajo ya que mejora la productividad, puesto que se reducen las molestias relacionadas con espalda cabeza y hombros disminuyendo el numero de bajas por enfermedad laboral.